El ejemplo de la torta

Marcelo se despertó con ganas de preparar una torta de chocolate. Se levanta animado de la cama y se va al supermercado más cercano a comprar los ingredientes para el postre.

Compra huevos, leche, harina, chocolate. Pero ¡Oh, sorpresa! Cuando va a buscar la mantequilla de la marca que le gusta: no hay. Marcelo agarra una rabieta y deja todos los ingredientes en el supermercado y se va a su casa con las manos vacías. No hay torta y hay mucha frustración.

¿Cuántas veces vives este ejemplo en tu vida? ¿Cuántas veces dejas de hacer algo que quieres porque uno de los ingredientes no está como deseas? ¿Qué ganas con esta actitud?

¿Cómo sería la historia si fuera diferente?

El mismo Marcelo, con las mismas ganas de preparar la torta, descubre que no hay de la mantequilla que él quiere comprar. Se dirige a otro establecimiento y tampoco hay. Va a un tercero y se terminó. En el cuarto mercado, se anima a probar algo diferente y compra otra marca.
Va a su casa y hace la torta de chocolate. Si bien, el postre no le quedó exactamente como la él le gusta, se dio cuenta que no le quedó ni mejor ni peor que otras veces: simplemente le quedó diferente. Era otra torta.

No siempre los hechos van a suceder como lo deseamos. Las personas no son como nosotros queremos. Y cualquier cosa puede pasar.

Es nuestra decisión hacer “la torta” o no. Es nuestra decisión buscar otros ingredientes, marcas, posibilidades o quedarnos con lo que hay. Podemos negociar o no. Podemos estar o marcharnos. Es nuestra vida y nuestra torta.

Implementación de tecnología en aula

No hay un libro que nos diga cómo y cuándo implementar tecnología en aula. Hasta ahora, estamos recorriendo terrenos bastante nuevos para la formación.

La implementación de tecnología en aula debería abordarse  en las reuniones previas entre Capacitación y la empresa proveedora del servicio. ¿Por qué? Justamente, porque cada empresa tiene sus tiempos, perfiles de participantes y distinto vínculo con la tecnología, dependiendo la rama a la que se dedique.

La incorporación de tecnología en aula puede darse de manera paulatina o –en opuesto- tomar la decisión de sorprender con un cambio rotundo y nuevo.

Se ha visto que las barreras de estas nuevas herramientas no tiene tanto que ver el factor etario, ya que actualmente un empleado Generación X maneja tan bien el celular como un Millenial.

La diferencia radica en la utilización de los dispositivos o pertenencia a redes sociales. Mientras que la red social Facebook está siendo cada vez más utilizada por las X, nuevas redes son conocidas por los más jóvenes de la organización, como por ejemplo Instangram o  Snaptchat.

Y es por eso que lo mejor que se puede hacer es la integración y el trabajo grupal a la hora de formar a través de herramientas digitales. De esta forma, se fusionarán no solo diferentes generaciones sino también diferentes formas de ver una herramienta.

A veces, las empresas cuentan con un aula que proporciona una experiencia más global respecto de las nuevas tecnologías, como por ejemplo pizarras digitales o bien la posibilidad de capacitar presencialmente y en otros países al mismo tiempo. Cuando esto ocurre, los participantes se muestran más afines a esta nueva modalidad de  formación.

Si no contamos con este tipo de aulas y queremos incorporar nuevas herramientas, se puede optar por algunas dinámicas o ejercicios que involucren algún tipo de dispositivo.

Deberíamos reflexionar sobre estas cuestiones, porque este es un cambio que no podremos evitar.

Charla TEDx – Educación digital y sus sombras

El 50% de los alumnos actualmente tiene una computadora cerca.

En esta charla TEDxAvCorrientes, Sebastián Szocs nos habla sobre la temática que venimos conversando en el blog desde la semanas pasadas.

La educación digital que se avecina, el impacto en el futuro y el impacto en el presente, en la emoción de las personas a cargo de este tipo de educación, personas formadas hasta el día de hoy encontrándose con un cambio de paradigma, un punto de inflexión frente a la flexibilidad.

Los docentes y formadores pueden angustiarse frente a este cambio, frente a la incertidumbre de lo desconocido, y si van a poder lograrlo.

Aquí el video:

 

Conectivismo = Tecnología

En el video de esta semana podremos ver cómo influyó la historia de la comunicación en lo que hoy llamamos “la digitalización de las aulas”.

 

 

En las próximas notas abordaremos temáticas respecto a los desafíos más usuales a la hora de comenzar a implementar este nuevo tipo de capacitación que ya es moneda corriente a nivel social pero todavía no a nivel educativo.

¿Nacimos para ser felices?

Hoy les comparto un extracto de mi libro: “Sentirse más feliz en el trabajo”.

“En nuestra búsqueda cotidiana de la felicidad, una de las preguntas más usuales que nos hacemos a nosotros  mismos  es si ser feliz se trata  de una utopía, si estamos predestinados  a ser felices o si existe una  serie  de acciones  voluntarias   que  deberíamos  llevar  adelante deliberadamente: ¿es cuestión  de  mejorar aspectos  de  nuestra personalidad, de crear nuevas circunstancias?, ¿es una tema de voluntad o simplemente está relacionado con nuestra genética?

Lyubomirsky, explica en su libro “La ciencia de la felicidad” que existen tres factores que determinan el estado de ánimo vinculante con la felicidad:

  • La herencia genética, con una influencia del 50%
  • Las circunstancias de la vida, con una influencia del 10%
  • La actividad deliberada basada en la voluntad, con una influencia del40%

 

La herencia genética refiere  a los aspectos biológicos heredados que determinan  las bases neurofisiológicas de nuestro temperamento. Las investigaciones muestran  que alrededor  de un  50% de los factores que nos predisponen a ser felices son hereditarios  y, por consiguiente, imposibles de modificar. No podemos cambiar nuestra constitución genética -que determina  en gran medida  nuestro  temperamento- y por consiguiente, nuestro modo de reaccionar ante los acontecimientos.

 

Las circunstancias de la vida constituyen el segundo grupo de causas que determinan  la felicidad. Frente a lo que solemos creer, circunstancias externas como el nivel de ingresos económicos, el matrimonio, la salud o  el trabajo, tienen  un  efecto  limitado  sobre  nuestra  felicidad, sólo representan un 10% y no son tan determinantes como parecen.

Es sorprendente ver que casi con el mismo porcentaje de influencia que tiene nuestra genética, influye nuestra actividad deliberada o voluntad. Los estudios realizados por Lyubomirsky avalan que ser feliz depende de nosotros, es decir, de nuestra manera de pensar y de lo que hacemos en nuestra vida cotidiana.

Esto significa que tenemos un amplio margen para trabajar sobre nosotros mismos, mejorando nuestro pensar, sentir y actuar para lograr una vida más feliz.”

 

Extraído de:

De Giglio, Lina. “Sentirse más feliz en el trabajo”. Parte I “Hablemos de la felicidad”.

2da Edición. Buenos Aires, Editorial Dunken, 2016.

 

Para adquirir el libro, acercate a las principales librerías.

Compra tienda virtual: CLICK AQUÍ

Formato e-book en Amazon.

Estoy feliz

Queridos seguidores,

En las últimas notas, he compartido con ustedes reflexiones sobre la Felicidad.

Este escaso bien que todos perseguimos, ha estado presente en mi curiosidad y en mi búsqueda desde hace mucho tiempo.

Es por eso que hace unos años, decidí dedicarme a investigar en profundidad sobre este tema, apelando a fuentes reconocidas que han realizado trabajos de campo con miles de personas.

Toda esa lectura y compresión originó en mí el deseo de compartir con otros cuán sencillo resulta ser un poco más felices, a pesar de nuestro rasgo humano de insatisfacción permanente.

Y así fue como nació mi libro, Sentirse más feliz en el trabajo, en el cual pude plasmar muchas de mis apreciaciones más profundas que fueron atravesadas por la práctica laboral como  consultora  en  Organizaciones.

Es con mucha alegría y orgullo que comparto con ustedes la noticia de su lanzamiento.

Ansío que mi libro sea de utilidad para todos aquellos que trabajan, para quienes siempre quieren ser un poco más felices, para quienes buscan cada día pequeñas trascendencias dentro de la compleja vida que llevamos adelante.

Y ansío seguir transitando este desafío sin olvidar que mucha de nuestra felicidad depende de la capacidad que tenemos de llevar adelante acciones que nos acerquen a ella.

Hoy festejo este momento y me siento  muy feliz.

 

El libro se puede conseguir en librerías, o como e-book en Amazon.

Sino también se puede comprar online en nuestra página web para su posterior envío a todo el país: http://www.capacitar-de.com.ar