Emoción de cara al cambio e innovación digital

En nuestra nota anterior, hablamos de algunos desafíos técnicos en aula a la hora de incorporar nuevas tecnologías.

Hoy hablaremos de cómo esto impacta en la emocionalidad y habilidad del formador y del departamento de capacitación, que comprende que debe incorporar tecnología dado que esta herramienta es muy apropiado para la nueva generación laboral.

Y es que hacía unos años la manera de formar no tenía grandes diferenciales considerando desde la disposición del aula presencial hasta el flujo de implementación. La innovación se daba más en el tipo dinámicas utilizadas,  como por ejemplo incorporar el arte, realizar actividades análogas o encontrar nuevos entornos para brindarla.

Pero la tecnología nos trae cambios rotundos. Lo primero que surge pensar es cómo nos sentimos frente al cambio. La habilidad que nos delata es el nivel de flexibilidad que tengamos. Sin embargo, -como toda habilidad- la buena noticia es que se puede desarrollar.

En el mientras tanto, es habitual que pasemos por varios estados emocionales, desde la excitación frente a lo nuevo, la percepción continua de desafío hasta caer en estados de ansiedad. Lo recomendable es avanzar de manera paulatina, formando a la gente que se verá involucrada y englobando  más de un área. Por ejemplo, si Capacitación piensa digitalizar sus aulas, el área de Comunicación podría incorporar una campaña de comunicación interna en la que sus empleados tengan que utilizar sus dispositivos para participar y el departamento de Sistemas, será un asociado indiscutible.

Innovación desde el Talento

Hace ya algunos años que tomó protagonismo la innovación como herramienta clave para que las Organizaciones compitan, crezcan y se desarrollen a través del tiempo.

Esta necesidad de innovación parte de los cambios paradigmáticos que se viven a raíz de la globalización, el rápido desarrollo tecnológico y la transición demográfica.

Pero al ser las personas quienes componemos las Organizaciones, es el factor humano quien debe  innovar.

En algunas notas anteriores, hemos hablado del concepto de cadena de valor, y el aporte más genuino que podemos obtener de nuestros colaboradores proviene de sus reales pasiones, motivaciones  y talentos.

La innovación alineada al Talento se sostiene en el tiempo, porque posee el ingrediente fundamental: el propósito.

 

Trabajar en el descubrimiento del talento propio, y luego detectar un posible factor de innovación es un gran primer paso; luego, restará la implementación que tiene que ver con un método aplicado de objetivos, metas, y seguimiento. Entonces, tanto para el desarrollo del talento como de la innovación hacen falta herramientas que nos acerquen al lugar deseado.

 

Trabajar sobre nuestro talento, y promover esto a nuestros colaboradores nos hará líderes y organizaciones cada vez más alineados con propósitos y evoluciones reales.

 

LinaDeGiglioLina De Giglio

Directora de Capacitar Desarrollo Empresario

Innovación desde el Talento

Hace ya algunos años que tomó protagonismo la innovación como herramienta clave para que las Organizaciones compitan, crezcan y se desarrollen a través del tiempo.

Esta necesidad de innovación parte de los cambios paradigmáticos que se viven a raíz de la globalización, el rápido desarrollo tecnológico y la transición demográfica.

Pero al ser las personas quienes componemos las Organizaciones, es el factor humano quien debe innovar.

En algunas notas anteriores, hemos hablado del concepto de cadena de valor, y el aporte más genuino que podemos obtener de nuestros colaboradores proviene de sus reales pasiones, motivaciones y talentos.

La innovación alineada al Talento se sostiene en el tiempo, porque posee el ingrediente fundamental: el propósito.

Trabajar en el descubrimiento del talento propio, y luego detectar un posible factor de innovación es un gran primer paso; luego, restará la implementación que tiene que ver con un método aplicado de objetivos, metas, y seguimiento. Entonces, tanto para el desarrollo del talento como de la innovación hacen falta herramientas que nos acerquen al lugar deseado.

 

Trabajar sobre nuestro talento, y promover esto a nuestros colaboradores nos hará líderes y organizaciones cada vez más alineados con propósitos y evoluciones reales.

 

LinaDeGiglioLina De Giglio

Directora de Capacitar Desarrollo Empresario