Los correos Incas y la actualidad

 

Los pueblos indígenas solían comunicarse a través de los denominados “chasquis”.

 

Estos chasquis eran  puestos de correo dispuestos por el camino que el mensajero  debía recorrer a pie.

Solía ser un recorrido de grandes distancias y el objetivo era llevar información entre las comunidades y si estas eran lejanas, se realizaba a través de sistemas de señales.

 

¿Y por qué su nombre?

Chasqui significa trocar o dar y tomar. Porque ellos trocaban, daban y tomaban de uno en otro, los recaudos que llevaban.

Este mensaje era oral porque los indios del Perú no supieron escribir. Además, las palabras eran pocas, muy concertadas y corrientes para que no corriera peligro la transferencia de la información.

 

En la actualidad, los pueblos originarios de América Latina, conscientes de las nuevas realidades que impone el desarrollo tecnológico, se reunieron en el Taller Tawa Inti Suyu de Comunicación Indígena y Aplicación de TICs hace algunos años.

En este encuentro se acordó el desarrollo de un plan estratégico que se encontrara alineado a su cultura y costumbres aunque sumando lo nuevo que tiene para ofrecer y facilitar la tecnología.

 

El objetivo fue el intercambio de experiencias en prensa, radio, televisión, producción audiovisual y TIC, en el marco del proceso de articulación e implementación del Sistema de Comunicación en los Pueblos Indígenas.

Video: Reflexión sobre la Diversidad

Pixar como siempre nos sorprende con su humor vinculado al aprendizaje.

Pareciera que cuando el humor interfiere en un tema delicado, las personas lo tomamos de otra forma, menos defensiva y más abiertos a trabajarlo.

Luego de haber conversado en estos días sobre la diversidad y lo que este concepto está abarcando hoy en las organizaciones, les dejamos este cortometraje de regalo para que disfruten y por qué no reenvíen a sus equipos de trabajo!

Ejercitá tu grado de diversidad

La semana pasada hablamos sobre diversidad Diversidad: Empezar por casa y lo que eso hoy significa en el mundo en el que vivimos.

Por diversidad entendemos todo lo diferente a mí, es decir, que tan solo al mirar al costado encontraremos formas de ejercitar nuestra forma de concebir a la diversidad.

Te propongo un ejercicio que se puede hacer en cualquier lado, viajando al trabajo, en el club, en tu clase de yoga, en el gimnasio.

  1. Elegí cualquier momento del día en el que haya gente a tu alrededor, no importa si son conocidos, de hecho mucho mejor si no lo son.
  2. Tené a mano algo para anotar, sea papel o en tu bloc de notas del celular.
  3. Observá a tu alrededor las personas que componen ese momento, observá sin juzgar. ¿Cómo? Cuando detectes que algún pensamiento sobre lo que observas viene cargado de algún adjetivo calificativo o decisión despojate de ese pensamiento preguntándote ¿Y qué más podría ser si no fuera lo que yo pienso? Por ejemplo: Al vver ingresar a un establecimiento cerrado a una persona con anteojos de sol, puede dispararse el pensamiento: ¿qué hace con anteojos, quiere cancherear? Preguntáte ¿qué más podía pasar que esta persona ingresó con anteojos? ¿Quizá fue operado de la vista? No lo sé, quizá nunca lo sabré pero no tengo por qué juzgarlo.
  4. Una vez que logres observar aunque fuera una sola situación o persona sin juzgar de forma positiva o negativa tomá nota de qué observaste.
  5. Ya en otro contexto, tranquilo en tu casa podés analizar lo apuntado.
  6. Primero: observá cuántas cosas que escribiste son familiares a vos.
  7. Segundo: por el contrario observá si lo que escribiste es algo desconocido a vos.
  8. Tercero: anotá qué emociones te provoca lo observado.
  9. Cuarto: En caso de haber observado lo más familiar a vos, al día siguiente hacé la prueba de observar algo diferente o desconocido.
  10. Repetí este ejercicio de análisis en tu casa.

 

El cambio empieza por uno, y paso a paso puedo ejercitar mi grado de ser diverso para ampliarlo cada vez más.

 

Diversidad: Empezar por casa

Es un tema que está muy presente  y que llegó a muchas organizaciones incorporándose como un nuevo valor.

La diversidad más conocida es la que todos asociamos a la persona de otro país, de otra religión o que posee algún tipo de capacidad diferente, pero además, ¿no es diverso todo otro individuo?

 

Al  poseer un  modelo mental único e irrepetible, valores, experiencias y elecciones que nos encaminan por una determinada manera de entender la vida cada uno de nosotros es diverso de por sí.

¿Cómo aprender y aceptar lo diferente en otras  personas?

Comenzando por estar conscientes de nuestra propia  singularidad.

 

La cultura  que nos envuelve es única, y por ser única también es diferente al resto. Partiendo de esa base, podemos construir relaciones poderosas, que nos enriquecerán a través de su complemento.

Cada vez que sientas que algo por “distinto” te provoca una sensación o emoción limitante, preguntate:

¿Qué esconde de mí esta reacción?

 

¿Sos Multipotencial?

Queremos compartirles un concepto que está haciéndose escuchar en estos últimos meses.

Emilie Wapnick, norteamericana, en una charla de Ted nos habla de la “multipotencialidad” para describir a un tipo de personas con múltiples  intereses.

Emilie comienza su charla  preguntando al auditorio si alguna vez les dijeron: ¿Qué vas a ser cuando seas grande? Y la mayoría de la gente -entre risas- responde afirmativamente.

Esta inocente y tierna pregunta hacia los niños tiene su contracara: puede generar cierta ansiedad a aquellos que todavía no lo saben y más aún a aquellos que tienen  una amplia gama de intereses.

Pero ¿qué es ser multipotencial?

Son personas que poseen intereses variados e interdisciplinares que no se encuentran relacionados unos con otros. Podrían llegar a dedicarse exitosamente a muchísimas cosa pero aún no han tomado una decisión al respecto.

Wapnick dice: “de repente, todo adquiere sentido: no hay nada raro en ti. No te estás autolimitando  ni tampoco se trata de no  tener vocación, sino que tenés muchas. Todas tus obsesiones esporádicas y tus raros proyectos interdisciplinares encajan ahora que sabés que sos un multipotencial”.

En nuestras próximas publicaciones ahondaremos más sobre esta liberadora temática.

 

Lina De Giglio

Directora de Capacitar Desarrollo Empresario