El ejemplo de la torta

Marcelo se despertó con ganas de preparar una torta de chocolate. Se levanta animado de la cama y se va al supermercado más cercano a comprar los ingredientes para el postre.

Compra huevos, leche, harina, chocolate. Pero ¡Oh, sorpresa! Cuando va a buscar la mantequilla de la marca que le gusta: no hay. Marcelo agarra una rabieta y deja todos los ingredientes en el supermercado y se va a su casa con las manos vacías. No hay torta y hay mucha frustración.

¿Cuántas veces vives este ejemplo en tu vida? ¿Cuántas veces dejas de hacer algo que quieres porque uno de los ingredientes no está como deseas? ¿Qué ganas con esta actitud?

¿Cómo sería la historia si fuera diferente?

El mismo Marcelo, con las mismas ganas de preparar la torta, descubre que no hay de la mantequilla que él quiere comprar. Se dirige a otro establecimiento y tampoco hay. Va a un tercero y se terminó. En el cuarto mercado, se anima a probar algo diferente y compra otra marca.
Va a su casa y hace la torta de chocolate. Si bien, el postre no le quedó exactamente como la él le gusta, se dio cuenta que no le quedó ni mejor ni peor que otras veces: simplemente le quedó diferente. Era otra torta.

No siempre los hechos van a suceder como lo deseamos. Las personas no son como nosotros queremos. Y cualquier cosa puede pasar.

Es nuestra decisión hacer “la torta” o no. Es nuestra decisión buscar otros ingredientes, marcas, posibilidades o quedarnos con lo que hay. Podemos negociar o no. Podemos estar o marcharnos. Es nuestra vida y nuestra torta.

Video | Los nuevos retos de la educación

 

Educar a las nuevas generaciones es una obligación de todos y en ésta tarea los niños han de ser los protagonistas de su propio aprendizaje. Todas las materias son importantes pero es necesario incorporar en el currículo escolar el hecho de educar en valores como el respeto, la tolerancia y enfatizar en la inteligencia emocional. Y es que tal y como nos recordó César, el factor humano (aspecto esencial para desarrollo como personas) es mucho más relevante que los varemos estandarizados de evaluación mediante calificaciones numéricas. No olvidemos que los niños son seres curiosos por naturaleza, debemos adquirir el hábito de escucharlos y dejarlos que se expresen difuminando la jerarquía niño- adulto/maestro y empezar a hablarles de tú a tú. Sólo de este modo aprendemos conjuntamente los unos de los otros. Ya nos lo advirtió César:

“Una persona deja de aprender no porque se haga mayor, sino porque deja de tener curiosidad” Stay Curious! Único finalista español entre los 50 mejores maestros del mundo para el Premio Nobel de la Educación. César ha escrito obras de teatro para enseñar a leer a niños de 10 años; se convirtió en alumno de cajón de un niño gitano para vencer al absentismo; hizo un película muda para unir a dos niños y sus familias que no se hablaban; un documental para que los niños respetaran y valoraran a los ancianos y creó una protectora virtual de animales dirigida por niños que ahora tiene miles de seguidores en todo el mundo. Ha recibido premios nacionales e internacionales por fomentar la creatividad, la innovación y la sostenibilidad en la educación y cree en una enseñanza más allá de los libros y las guías docentes. Una educación que empodere, que inspire y que a través de las emociones y las experiencias, saque lo mejor de los niños del futuro.

Charla TEDx – Educación digital y sus sombras

El 50% de los alumnos actualmente tiene una computadora cerca.

En esta charla TEDxAvCorrientes, Sebastián Szocs nos habla sobre la temática que venimos conversando en el blog desde la semanas pasadas.

La educación digital que se avecina, el impacto en el futuro y el impacto en el presente, en la emoción de las personas a cargo de este tipo de educación, personas formadas hasta el día de hoy encontrándose con un cambio de paradigma, un punto de inflexión frente a la flexibilidad.

Los docentes y formadores pueden angustiarse frente a este cambio, frente a la incertidumbre de lo desconocido, y si van a poder lograrlo.

Aquí el video:

 

Desafíos de la tecnología en el aula

Ya se ha comprobado que la utilización de tecnología en aulas generó cambios innovadores tales como: secuencias de aprendizajes no lineales y descentralizadas, mayor motivación y una mejor organización del tiempo y el espacio.

Pero hasta aquí siempre hablamos del impacto en los participantes, que por supuesto son la razón de ser en el aula. Lo que no deberemos olvidar es del impacto que esto genera en los docentes y capacitadores que tuvieron desafíos a la hora de implementar este cambio de paradigma en la educación y formación.

Para que la digitalización del aprendizaje sea un éxito, el formador debió especializarse y conocer el uso de estas nuevas tecnologías en la educación. Es decir, desaprender para aprender.

Y es que -por lo menos al día de hoy- quienes formamos adultos implementábamos una forma de dinámica en aula que, en algún aspecto, modificamos para incorporar y entender los nuevos mundos que cobraron gran lugar estos últimos años.

Hasta aquí, hemos hablado del desafío técnico en sí, de la utilización de más y nuevas herramientas que parecían no tener relación con la educación aunque sí con la comunicación: dispositivos, redes sociales, blogs, foros, juegos online, entre otros.

En la próxima, nota hablaremos acerca de los desafíos emocionales y referentes a la habilidad de cada formador.

El cubo de Congreve – Productividad Personal

Ayer publicamos en nuestras redes sociales un fragmento de la película “El mundo mágico de Magorium” con el afán de proponerles profundizar sobre sus propios “cubos”.

Esos cubos en blanco dispuestos a completarse. Pero sólo cada uno puede completar su propio cubo.

Los invitamos a ver nuevamente el video antes de continuar:

mr-magorium
Dale click a la imagen

 

Comencemos por asimilar esta paradoja:

Entre más quieres cambiar al mundo,

más tienes que cambiar tú mismo.

Hoy enfócate en una cosa pequeña que puedes

mejorar de ti mismo

o al menos comienza a trabajar en ello.

Kabbala

 

¡Lo primero que debemos hacer es: trazar el camino!

Comenzar con una clara comprensión del propio destino, sea hoy una imagen, paradigma o hasta marco de referencia.

Saber adónde se está yendo. Si no sabemos específicamente qué buscamos, por lo menos asociarlo a un estado o emocionalidad.

El norte nos ayuda a tomar decisiones estratégicas que nos hacen bien.

 

El cubo es tuyo, hoy lo recibiste, y podés hacer lo que quieras con él.