Ejercicio personal: Mi actitud frente al cambio

Te proponemos que pienses en los cambios que viviste este último año o en los últimos meses.

Puede ser cualquier cambio, algo pequeño o algo más grande, desde una nueva tarea en el trabajo hasta una mudanza o la fusión de tu empresa.

El cambio en el que pienses debería ser el más incómodo que hayas vivido.

Una vez que lo tengas en mente, cerrá los ojos y remontáte a ese momento.

Sentí que estás allí nuevamente, observa el contexto, escuchá que sonidos hay alrededor.

Ahora tomá nota de las emociones o sensaciones que sentís.

Pensá por qué motivo aparecen estas emociones o sensaciones. ¿De dónde vienen? ¿Ya viviste algo parecido y salió mal? ¿Te genera incertidumbre o miedo el no saber lo que podría pasar?

Detectar la emoción detrás de un proceso de cambio nos dará las respuestas sobre las cuales ponernos a trabajar una vez que sepamos por dónde ir.

Dependiendo qué surja en nuestro breve ejercicio, podremos saber qué camino seguir, si se trata de nuestro grado de flexibilidad, si nuestras experiencias pasadas obstaculizan lo nuevo, si se sienten en la zona de confort a tal punto que no les agrada la idea de abandonarla.

Recordá siempre, cómo vivas los cambios depende enteramente de vos, y por tanto, tenés el poder de modificarlo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s