Y vos, ¿PARA QUÉ te comunicas?

Hoy en día, gracias a la tecnología contamos con innumerables formas de comunicación que van desde lo oral, pasando por lo escrito y hasta lo visual y auditivo dependiendo qué medio o herramienta se utilice.

Nos atrevemos a decir que ya no resulta un problema el canal de comunicación ni las formas, exceptuando excepciones culturales o geográficas que permiten más o menos acceso a los mismos.

 

Entonces, el punto de inflexión radica en el para qué nos comunicamos. Puede ocurrir que muchas de las comunicaciones que comenzamos no tienen un objetivo claro y por eso es que se dan algunos conflictos o compromisos se diluyen  en la nada.

 

Para eso es muy importante preguntarse siempre PARA QUÉ voy a decir lo que voy a decir, qué quiero lograr con esto: ¿generar un cambio, llamar a la acción, provocar una reacción, informar, vender?

 

Cuando nos respondemos el para qué todavía estamos a tiempo de reconfigurar o redirigir el tipo de comunicación, la emocionalidad y hasta a los receptores.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s