Diversidad: Empezar por casa

Es un tema que está muy presente  y que llegó a muchas organizaciones incorporándose como un nuevo valor.

La diversidad más conocida es la que todos asociamos a la persona de otro país, de otra religión o que posee algún tipo de capacidad diferente, pero además, ¿no es diverso todo otro individuo?

 

Al  poseer un  modelo mental único e irrepetible, valores, experiencias y elecciones que nos encaminan por una determinada manera de entender la vida cada uno de nosotros es diverso de por sí.

¿Cómo aprender y aceptar lo diferente en otras  personas?

Comenzando por estar conscientes de nuestra propia  singularidad.

 

La cultura  que nos envuelve es única, y por ser única también es diferente al resto. Partiendo de esa base, podemos construir relaciones poderosas, que nos enriquecerán a través de su complemento.

Cada vez que sientas que algo por “distinto” te provoca una sensación o emoción limitante, preguntate:

¿Qué esconde de mí esta reacción?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s