La energía personal al servicio de la felicidad

Con motivo de celebración del lanzamiento de mi libro “Sentirse más feliz en el trabajo”, durante el mes de Septiembre estaré subiendo fragmentos del mismo para ustedes.

 

<Robert  Mack también  postula  el “Principio  de la inversión  inteli­ gente de la energía”.

Dice: “invierta su tiempo y energía de modo que le ofrezca el mayor retorno en felicidad”.

Este principio  me parece sumamente interesante. Creo que en escasas ocasiones percibimos  que se trata de una procedimiento lógico y fácil de implementar, simplemente  porque en vez de focalizarnos en lo que está a nuestro  alcance, nos quedamos pensando en los factores  que definitivamente no podremos  cambiar. Caemos en el vicio de tomar la parte  por el todo, declarando  que no hay NADA verdaderamente significativo que podamos elegir para invertir nuestra energía inteligen­ temente  en provecho de nuestro bienestar.

El punto  está en darse cuenta cuáles son esas “acciones clave” que impactan  en el resto, como cuando dejamos caer la primera  ficha de dominó  en la larga fila. Y abarca desde elegir en qué tipo de empresa trabajar hasta el programa social del sábado a la noche. El principio  de la inversión inteligente  de la energía se aplica a la toma de decisiones.

Es importante poner menos expectativas en cada decisión y ser capaz de detenerse  al llegar  a un  punto  que sea suficientemente  bueno. Tenemos que ejercitarnos en desdramatizar las decisiones y detenernos cuando se haya alcanzado el criterio inicial de evaluación con el cual se comenzó el proceso de toma de decisión.

Si bien es cierto  que las decisiones presentes afectan nuestro futuro  y que por lo tanto, se debería indagar cómo se puede obtener  el mayor beneficio con el menor costo de una decisión, tanto para el corto como el largo plazo, existe un aquí y un ahora en el cual solemos tomar la mejor decisión posible. Y puesto que todo cambia permanentemente parece un sinsentido invertir  demasiada energía en un momento y una circunstancia que está destinada a mutar indefectiblemente.

Elegir qué nos hace felices también  es una decisión, la única decisión en la cual invertir  una gran cantidad  de energía. Según Mack: “Es la decisión de buscar la felicidad  de modo sistemático, puesto que puede cambiarnos la vida para siempre”.>

 

Extracto de:

De Giglio, Lina. “Sentirse más feliz en el trabajo”.

Parte I “Hablemos de la felicidad”.

2da Edición. Buenos Aires, Editorial Dunken, 2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s