Entender el PARA QUÉ

Epícteto nos dejó un aprendizaje a través de la siguiente frase:

“Si eres capaz de hallar el sentido personal sin el aplauso del mundo, entonces eres libre”.

Esto nos lleva a reflexionar lo que es realmente importante en nuestra vida, darle un sentido a lo que hacemos e iniciar un camino que nos permita estar bien con nosotros mismos y con los otros.

Esta pausa para pensar nos resulta fundamental a la hora de entender nuestra cadena de valor respecto de nuestra tarea cotidiana; y empezar a caminar decididos hacia la trascendencia.

El hacernos la pregunta ¿para qué hago lo que hago? nos lleva a comprender  qué estamos haciendo hoy, aquí y ahora. Nos acerca a la finalidad.

Este es el punto de inflexión para mirar más allá, atreverse a explorar, buscar la piedra angular de la vida.

Aún cuando todavía estemos en su búsqueda,  todo cambia ya que nosotros cambiamos. El sentido marca nuestro diálogo interior, nuestra mirada, nuestras emociones y nuestras acciones. Es nuestra brújula, el principio que nos sirve para discernir en el momento de tomar decisiones en nuestra vida.

 “Nunca es demasiado tarde para ser lo que quieres ser”. George Eliot

LinaDeGiglioLina De Giglio

Directora de Capacitar Desarrollo Empresario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s