Crear nuevas realidades

-“Juani es muy desobediente.”

-“¡Sol es alérgica a todo!”

-“El nuevo empleado es vago.”

-“Si seguís quejándote así, nunca vas a ser promovido.”

 

Estas y muchas más, son las declaraciones que podemos hacer día a día, muchas de ellas en estado  automático.

Creemos que algo es como lo vemos y lo etiquetamos.

De esa forma solemos movernos, colocando etiquetas a las situaciones y personas que se cruzan en nuestro camino.

Cada uno de nosotros experimenta el mundo de una forma única. Y este aspecto que nos hace exclusivos, podría jugarnos en contra a la hora de interactuar la realidad con otros.

La representación interna está filtrada a través de nuestras creencias, cultura, valores, suposiciones. Y para describirlo, lo ponemos en palabras.

A esas palabras, les otorgamos significado y nos hacen sentido mediante las asociaciones ancladas en objetos y experiencias de la vida.

El lenguaje es una herramienta de comunicación y -como tal- las palabras significan lo que las personas y la cultura en la cual están inmersas acuerden que signifiquen.

Como seres humanos parlantes, lo que decimos y escuchamos nos afecta; las palabras que utilicemos causarán impacto  y alterarán de manera positiva o negativa el pensamiento propio y ajeno.

Una solución efectiva es hablar a sabiendas de que tenemos que hacerlo desde nuestra propia mirada y sentir. De esta manera, el discurso será flexible a los oídos del otro y evitaré juicios  generadores de realidades que no estén comprobadas empíricamente… aún.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s