El cerebro se mueve con contexto

Resulta interesante conocer el funcionamiento del cerebro para comprender su complejidad a la hora de aprender.

Para entender la base conceptual de esto, debemos introducirnos a la neurocognición.

El cerebro está diseñado genética y evolutivamente para aprender. De hecho, de eso depende la supervivencia de la especie.

El cerebro se dinamiza con el contexto. No es ni simple ni lineal; por el contrario, es complejo y multifuncional.

Da significado a los datos recibidos desde su percepción, los almacena por poco o mucho tiempo, los comprende -si tiene información y voluntad-, los procesa en su memoria de acuerdo con su estructura cognitiva formada hasta entonces, los usa cuando nos necesita y los deshecha si los considera innecesarios.

Pero lo más importante es importante que sin importar nuestra edad o nivel educativo, nos replanteemos nuestra mejor forma de aprender. Es decir, aprender a aprender.

Se dice que el aprendizaje puede analizarse desde al menos tres niveles diferenciados: el biológico, el cognitivo, y el comportamental.

La biología analiza el proceso desde la comprensión genética, molecular y celular; mientras que la cognición permite la observación de las competencias desde infantes y a través del tiempo.

Es así, como llegamos a la conclusión de que el aprendizaje requiere de estrategias y estructuras cerebrales que le den coherencia a la información del medio ambiente.

Todos tenemos aprendizajes previos a nuestro nacimiento, con cargas genéticas. Es por eso que las estrategias nos ayudan a apuntalar lo que ya sabemos o corregir sobre la marcha. El cerebro es moldeable. Aprender debería ser un placer, una necesidad.

¿Con qué se aprende? Con la neurocognición.

De esta manera, una desviación en el proceso de aprendizaje no se concibe como un error  sino como una percepción equivocada debido a una red neuronal que se ha establecido de manera errónea.

Lo que queremos decir con esto es que nunca es demasiado tarde para replantearnos nuestra modalidad de aprendizaje, qué es lo que funciona para nosotros de la manera más efectiva.

¿Qué herramientas nos impactan más? ¿Qué exista un soporte visual? ¿El nivel de oratoria de la persona al frente? ¿Pasarlo por el cuerpo desde los ejercicios? Esto hace referencia a los sistemas directores que postula la Programación Neurolingúistica.

 

El aprendizaje es un proceso, cuyo avance se da paso a paso.

Aprender es adaptarse a las circunstancias y sacar de ellas lo mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s